DIARIO del Caminante ðŸ“’

DIARIO DEL CAMINANTE

     Cada mes se pondrá a disposición el diario completo del mes a fin de disponer de las propuestas de cada día, con una sencilla y a la vez útil reflexión, que nos ayude a situar nuestras energías en el estado adecuado para el comienzo de la tarea diaria. Esperamos sea de su interés y provecho. El fruto dependerá de la perseverancia en el trabajo y de la propia disposición.

Toca el botón correspondiente al día de mes del calendario y reflexiona

Mayo 2022

Día 1

Para poder APRENDER bien me doy cuenta que tengo que poner toda mi atención en cómo actúo en cada instante de mi vida, ya que, generalmente, me muevo con los pensamientos propios de la vida material, que no contienen Amor. Sin la vibración de Amor es muy difícil que se capte la lección, por lo tanto, que se aprenda.

Día 2

Está claro que para que yo pueda APRENDER debo estar unido a Dios, que me tiene que transmitir la lección que es la Luz del conocimiento. Si no tengo este punto de referencia los efectos que recibiré pueden producir trastorno, tristeza y abatimiento, en lugar de alegría.

Día 3

Esta primera lección que me da Tefilo me dice que yo tengo que APRENDER y que debo ver cómo me dispongo para aprender y en cómo se mueven mis energías para hacerlo. La actitud correcta es la de tener claro que no estoy encarnado para vivir la vida, sino para aprender las lecciones que la vida me tiene que presentar.

Día 4

Yo tengo que saber quién es el responsable de que yo vaya recibiendo gradualmente las lecciones que me son necesarias para mi evolución y que debo APRENDER. Veo que el responsable es mi Ser de Luz que está actuando en armonía con la Ley Divina y expresando un orden perfecto al ayudarme a progresar.

Día 5

Entiendo que mi Ser de Luz, siguiendo la mecánica de la Ley de Amor Fraterno Cósmico, se responsabilizó ante Dios de ayudarme, de enseñarme y de impulsarme para que yo APRENDA las lecciones que él me irá acercando gradualmente para que den fuerza a mi evolución.

Día 6

Me doy cuenta que mi acción de APRENDER es una conjunción entre mi libertad y la disposición de mi Ser de Luz que, de acuerdo con lo que mi libertad mueva, me acercará la experimentación que me parecerá producida por mí, pero que es lo que el Amor Absoluto de mi Ser de Luz me acerca para mi progreso.

Día 7

Los errores y la falta de conocimiento, que generalmente tiene el Ser humano, impiden poder comprender que el Amor y LA LEY DIVINA son lo mismo; y también impiden comprender que la captación de nuevas verdades se produce con claridad si el Ser, al amar, es consciente que lo está haciendo a través de la Ley Divina.

Día 8

Voy entendiendo que para adquirir conocimiento tendré que amar, que esto es la esencia del aprender, pero deberé ver cómo hay que hacerlo; y la forma de hacerlo correctamente es en plena identificación con LA LEY DIVINA, porque la Ley Divina es Sabiduría y Amor Absoluto.

Día 9

Voy comprendiendo la relación entre LA LEY DIVINA y el Amor al meditar que Jesús me dice: “Busca la Ley Divina en el fondo de tu corazón”; y como el corazón es el productor del Amor, yo deberé conseguir que todas mis acciones estén impregnadas de Amor para que estén expresando la Ley Divina.

Día 10

Me doy cuenta que no es fácil Amar en conexión con LA LEY DIVINA al ver cómo me afectan y me condicionan las situaciones de la vida diaria, y entonces tendré que decirme: debo verlo como una lección, la lección de ejercitar un potente esfuerzo de dominio y de control.

Día 11

Yo asumo con claridad que mi progreso se producirá con normalidad, con perfecta claridad, si amo el Orden, el Equilibrio y la Armonía que son expresiones de LA LEY DIVINA y me muestran las lecciones que debo aprender. De nuevo me doy cuenta que Amor y Ley Divina son lo mismo.

Día 12

Analizo cómo algunos días estoy amando al relacionarme con las cosas diarias, pero los Seres con quienes me relaciono mueven vibraciones negativas, que las capto y me influyen; pero yo pienso que continúo amando y sin embargo mi amor no es el verdadero Amor, porque está al margen de LA LEY DIVINA. 

Día 13

Los estados en los cuales me muevo con entera LIBERTAD clarifican mi nivel de conciencia y, por lo tanto, es un acto que me predispone para sacar todo el rendimiento y todo el fruto que se espera que te proporcione una encarnación, y esto debe hacerse libremente; pero siento que esto aún me cuesta conseguirlo.

Día 14

La lección de LA LIBERTAD, de sentir que siempre debo moverme libremente, es una lección fundamental para mí, aunque no pueda entender toda su profundidad; pero entendiendo mínimamente su contenido, y estaré en condiciones de entrar en un campo de transformación y poder entrar en un nivel superior de conciencia.

Día 15

La lección de LA LIBERTAD se centra en eliminar los obstáculos que son las valoraciones internas personalistas, al margen de la Ley Divina, que hago de las formas, las costumbres y los hábitos, que son los que me atan y me impide ser libre y, en consecuencia, me impiden aprender la lección contenida en cada situación.

Día 16

Lo que debo ver de la lección de LA LIBERTAD es que aún me condiciona el qué dirán de mí, el qué pensarán de mí, hermanos míos que, por el hecho de emitir juicios, se hallan en un nivel de oscuridad y de ignorancia. ¡No debo condicionar mi libertad a la ignorancia!

Día 17

Cuando comprendo lo que meditaba ayer sobre LA LIBERTAD me doy cuenta que la libertad es realmente un nivel de conciencia y de conocimiento. La libertad no es un hacer por hacer, sino un hacer “sabiendo” lo que haces y sabiéndolo por estar en unión con la Ley Divina.

Día 18

El dominio de LA LIBERTAD es saber moverse con absoluta normalidad y equilibrio ante la crítica de tus hermanos y respondiendo a esta crítica con un intenso Amor, con un Amor más fuerte, porque mi hermano está en la oscuridad y mi Amor es una Luz que lo alumbra.

Día 19

Entiendo que el concepto de LA UNIDAD forma una base importante de futuro, ya que ahora mismo la puedo comprender y admitir, pero me cuesta “sentir” que el otro es igual a yo, que somos UNO en esencia y que, por lo tanto, así debo sentirlo y admitirlo en la acción diaria.

Día 20

Veo claro que la dificultad para afianzar en mí el concepto de LA UNIDAD viene dada por mi personalismo, por la manera individualista como me muevo en la vida diaria. El concepto de unidad crecerá en la medida que mi materia vaya debilitándose. El valor espiritual por encima del valor material es el que debe prevalecer.

Día 21

Comprendo que LA UNIDAD es la consecuencia de un crecimiento espiritual y de un debilitamiento del cuerpo físico y que, en los mundos superiores, el Mundo de Sabiduría, por ejemplo, la unidad será parte de mi Ser; luego, ahora, debo esforzarme en “sentirla” tanto como pueda en los momentos de cada día.

Día 22

La forma como LA UNIDAD la tendré que poner en acción ahora será en la ordenación de los términos, de los conceptos, de manera que sean armónicos con la Ley Divina y sean impulsantes de mi crecimiento espiritual, de mi progreso.

Día 23

Sé que el pasar a la nueva etapa evolutiva se produce por incrementar mi vibración de Amor; pero me doy cuenta que la vibración de Amor se potencia, precisamente, por llegar a conocer y a “sentir” la esencia de LA UNIDAD, que es sentir que todos somos iguales en esencia.

Día 24

LA UNIDAD es una verdad que tiene que ser asumida cuanto antes porque, por ser verdad, es una Luz y, como tal, forma parte de las condiciones que el Ser debe de tener para estar en armonía con las vibraciones del Mundo de Regeneración, hacia donde el impulso de la Ley Divina me conduce.

Día 25

En la medida que analizo el modo como tengo que mover la energía DEL AMOR para estar en armonía con las condiciones de la Nueva Etapa Evolutiva, me doy cuenta que veo la energía amor de una manera trascendente, proyectándose hacia el futuro y sintiendo como si ahora empezara a “comprender” el sentido del amor.

Día 26

El análisis trascendente que hice ayer de la energía AMOR me hace comprender que esa energía amor irá creciendo y será más fuerte, en la medida que yo vaya pasando de un nivel evolutivo al siguiente. Esta realidad me confirma la necesidad de que yo me esfuerce ahora para conseguir amar lo más continuamente posible.

Día 27

Cuando razono que debo mover las energías DEL AMOR de una manera trascendente, diferente de como he amado hasta hora, me doy cuenta que estoy en un momento crucial de mi evolución, en un momento de cambio y no solamente de cambio del Planeta, sino, y sobre todo de cambio interno mío, de mi escala de valores.

Día 28

EL AMOR que ahora debo mover me produce un cambio interno de disposición en el valorar, de manera que las valoraciones materiales que hasta ahora hacía ya no tienen la misma intensidad y, por el contrario, los valores espirituales van creciendo porque noto una atracción hacia ellos.

Día 29

Me doy cuenta que mi necesidad evolutiva me conduce a variar la frecuencia de la energía AMOR para que sea cada vez más pura, y este es el proceso evolutivo que me hace crecer cada vez más porque estoy amando.

Día 30

El analizar el por qué tengo que tener LA ALEGRÍA en mí me doy cuenta que, por ser la alegría una energía altamente positiva, me permite captar lo que se está produciendo en la mente de mi hermano sin ningún esfuerzo, y así puedo ayudarlo mejor.

Día 31

Yo sé que mi Ser de Luz se halla en un campo de ALEGRÍA serena y desea que yo me mueva también en este campo, porque la alegría es el camino abierto, la canalización correcta, para recibir con facilidad la Luz de la Verdad y dar impulso a mi evolución.