DIARIO del Caminante ðŸ“’

DIARIO DEL CAMINANTE

     Cada mes se pondrá a disposición el diario completo del mes a fin de disponer de las propuestas de cada día, con una sencilla y a la vez útil reflexión, que nos ayude a situar nuestras energías en el estado adecuado para el comienzo de la tarea diaria. Esperamos sea de su interés y provecho. El fruto dependerá de la perseverancia en el trabajo y de la propia disposición.

Toca el botón correspondiente al día de mes del calendario y reflexiona

Septiembre 2022

Día 1

Cuando Tefilo me dijo que la lección de APRENDER era muy importante, me pareció fácil seguirla. Ahora, al mirar en mi entorno, veo que mis hermanos no aprenden las lecciones enseñadas por Jesús, a pesar de que dicen que son cristianos, porque están separados y divididos y no UNIDOS, como enseñó Jesús.

Día 2

Al analizar la forma correcta de cómo se debe APRENDER toda lección que debe impulsar mi evolución, puedo ver que las energías de mis defectos son los obstáculos que dificultan aprender los aspectos veraces, ya que me apoyo en mi materia y no estoy identificado con la Ley Divina.

Día 3

Veo que si me apoyo en mi condición de Ser humano para APRENDER no consigo recibir ninguna Luz-Verdad, ya que los defectos que aún están en mi materia me hacen formar imágenes incorrectas. Debo controlar mi materia para que no tenga la fuerza de expresión. Este es el aspecto de aprendizaje que hay que tener.

Día 4

Después de razonar lo meditado los días últimos me doy cuenta que he llegado a ver el punto que dificulta toda acción de APRENDER: este punto son mis defectos y, como dice Tefilo, mi objetivo prioritario es controlar y llegar a dominar mis defectos hasta que termine por limpiarlos de mí.

Día 5

Como mis defectos, después de tantas encarnaciones, han creado un surco muy profundo en mi Ser interno, Jesús me dice que no los ataque de cara, sino que ponga toda mi atención en APRENDER a crear otros hábitos correctos, que son hábitos en armonía con la Ley Divina.

Día 6

Lo que ayer meditaba sobre la formación de nuevos hábitos, que no es más que trabajar para APRENDER, la forma correcta es la de mover vibraciones de Amor hacia Dios, tantas veces como sea posible, pero consiguiendo “sentir” que estoy amando a Dios con toda mi Alma.

Día 7

Al razonar que para mí provecho evolutivo debo moverme siempre en armonía con LA LEY DIVINA, se forma en mí una valoración que me conduce a “sentir” que soy parte de una Unidad Cósmica y, sin darme cuenta, me aparta de las ataduras materiales que me rodean.

Día 8

Compruebo que cuando me muevo en armonía con LA LEY DIVINA y me siento Uno con el Todo, mi trabajo diario en los lugares de acción me resulta fácil, y mi disposición no varía y se mantiene independiente de las actitudes de mis hermanos que, sean las que sean, me resbalan.

Día 9

Al moverme en armonía con LA LEY DIVINA percibo que instintivamente no doy valor a los aspectos materiales, sino que los considero como lugares de ejercitación, de puesta en práctica del conocimiento que Tú, Padre mío, me vas dando, y que yo voy adquiriendo gradualmente.

Día 10

Al actuar en total concordancia con LA LEY DIVINA me doy cuenta que me hace mover colectivamente, en un trabajo de conjunto y que esto es, precisamente, la esencia de la Ley: el que la Unidad y la Fraternidad se expresen a través de las acciones de todos los Seres.

Día 11

Cuando considero lo que se produce en mi Ser interno cuando mis energías se identifican y expresan LA LEY DIVINA, esta sensación la entiendo como el principio de experimentación de una manera diferente de actuar, de sentir y de vivir: la manera que será habitual en el Mundo de Regeneración.

Día 12

Puedo apreciar que al moverme en armonía con LA LEY DIVINA me estoy moviendo de una manera que no la tenía antes, de una manera que está bien identificada con la Ley de Evolución y Progreso, y que me acerca a niveles de mayor claridad y de mayores aspectos de Verdad.

Día 13

Al moverme en total coincidencia con LA LEY DIVINA también siento que crecen mis grados de responsabilidad, mis niveles de conciencia, y se produce un movimiento de progreso que me relaciona más íntimamente con mi Ser de Luz, y puedo empezar a participar en sus programas de trabajo para mí.

Día 14

Comprendo que el condicionante del personalismo y del individualismo me impiden moverme con LA LIBERTAD necesaria y armonizarme plenamente con la Ley Divina y, sin embargo, el personalismo es una condición indispensable para trabajar en un cuerpo físico, y es lo que me ha conducido hasta aquí.

Día 15

Sé que estoy progresando hacia una nueva etapa evolutiva, marcada por la Ley de Evolución y Progreso y debo armonizarme lo mejor posible con las energías de la nueva etapa, pero para hacerlo debo apartarme de la influencia de todo condicionante físico; y esto se consigue si me muevo en LIBERTAD, siendo plenamente libre.

Día 16

Para moverme en un estado de mayor LIBERTAD en el campo material en que me encuentro, siento que lo conseguiré si parto de admitir con toda claridad que mi verdadera realidad es que soy un SER ESPIRITUAL; a partir de este momento, la valoración que se producirá en mí será diferente de la habitual.

Día 17

Me doy cuenta que cuando me digo que soy un Ser espiritual y no un Ser humano, este cambio de pensar es un cambio de vibración; y es este cambio vibracional el que me conduce a moverme dentro de una LIBERTAD mayor que es, precisamente, la que me permitirá controlar y dominar mi personalismo.

Día 18

Comprendo que mi Espíritu aún tiene determinados aspectos de imperfección, ya que estoy evolucionando, precisamente, para poder cambiar imperfección por perfección, ignorancia por conocimiento; y todo ello siento que lo podré conseguir si me muevo en la mayor LIBERTAD posible, sin ningún freno que me condicione.

Día 19

Veo y pienso que cuando yo me digo “soy un Ser espiritual” se mueven en mí unas energías diferentes de las que tengo cuando pienso que “soy un Ser humano”; y esta diferencia de vibración, que es más pura y más sensible, es la que me muestra lo que tengo que pensar y mover para estar en mayor LIBERTAD.

Día 20

Me doy cuenta que todo el cambio que yo pueda producir en mi Ser, para estar en armonía con la Ley Divina, se produce por “razonar correctamente”, por pensar con total LIBERTAD los aspectos de mi realidad evolutiva; que es por mover energías más puras y más sensibles, las energías que están en contacto con Verdades superiores.

Día 21

Estoy pensando que en cada forma hay una expresión diferente; pero sé que TODO es la manifestación del Amor Absoluto de Dios, y esta realidad en todo lo creado es lo que me confirma la idea de UNIDAD, la unidad de esta misma esencia que no es más que AMOR.

Día 22

Al meditar en profundidad el concepto UNIDAD y ver cómo se proyecta hacia el futuro, me doy cuenta que se va agrandando, agrandando constantemente, hasta que al llegar a lo que considero que es lo “último”, no hay nada más que una profunda y total unidad.

Día 23

Cuando intento formar una imagen más clara del concepto UNIDAD me doy cuenta que me cuesta formarlo porque la unidad ES DIOS y porque Dios es Amor, es Sabiduría, es Perfección, es Eternidad y muchas más cualidades de las que sé y me falta por saber y, por lo tanto, la unidad es todo eso y mucho más.

Día 24

Admito que la Energía Divina, que es la expresión de todo lo creado, está en constante movimiento, un movimiento que no tiene fin como no tuvo principio y, por lo tanto, lo que es la esencia del Todo, que es Amor, lo veo como LA UNIDAD que lo iguala todo y lo impulsa de continuo.

Día 25

Comprendo que las Entidades Superiores van expandiendo continuamente más vibraciones de AMOR, que producen impactos de Luz en los Seres que las perciben, y que dependerá de la disposición de cada Ser para que se sienta un canal de lo que le viene de lo Alto y se disponga a la acción fraterna.

Día 26

Cuando medito el concepto AMOR veo con claridad que la energía Amor está dentro de mí, en mi Alma; y que mi deber es hacer que salga, que fluya, que se expanda en mi entorno y me convierta al instante en un instrumento de la Energía Divina, en un canal a través del cual la Luz de lo Alto se expresará.

Día 27

Cuando trabajo la valoración del concepto AMOR veo que me conduce a identificarme contigo, Padre mío; y este estado de identificación me lleva a tener que anularme y me anulo para que seas Tú en mí. Se está produciendo el cambio del yo por el Tú, que irá creciendo gradualmente hasta que SÓLO serás Tú.

Día 28

Puedo notar que cuando yo me uno a Dios porque muevo mi energía AMOR hacia Él, siento que, sin pensarlo, soy Su Instrumento; y lo soy porque me he anulado para que Él sea en mí, y es como si estuviese dispuesto para cumplir lo que se me indicara, sin ninguna consideración por mi parte.

Día 29

Entiendo que seré utilizado por la Energía Crística en función de mi vibración de AMOR, de manera que si yo te digo: “Maestro, aquí me tienes”, esto tiene una frecuencia y si te digo: “Maestro, quiero expresarte” tiene otra frecuencia; por lo tanto, mi utilización está en función del grado de mi vibración.

Día 30

Siento que, si yo consigo mantenerme con una ALEGRÍA serena, en este momento estoy conectado, por afinidad, con la Luz, con la Verdad, con el Amor, con el Creador, con las Energías espirituales, con mi Protector, con todos los Seres que tienen que apoyarme para recibir parcelas de Verdad.

Día 31