TEFILO 👤

  • El final de los tiempos (cambio de Era)
  • Y los Extraterrestres (Los OVNI)
  • La vida Cósmica y el Ser humano
  • Las Energías y el Ser humano

QUIÉN ES

Es el Ser Espiritual del Mundo de Regeneración, un hermano mayor del siguiente nivel evolutivo, a través de cual se nos trasmiten orientaciones de valor espiritual elevado, para realizar nuestras tareas en este mundo físico, y así preparar el tránsito a un nivel superior de conciencia. Para entender sus manifestaciones desde el mismo instante en que aparece, podemos ver cuándo, dónde y cómo se presenta desde sus inicios, en los siguientes extractos del libro «La Misión Divina de Jesús», hasta llegar a sus manifestaciones en los momentos actuales.

Del libro «la Misión Divina de Jesús» (página 106 a 114)

La presentación en el Pi

     Se siguió con el trabajo señalado hasta que volvió  aparecer otra manifestación impulsada por Jesús. Esta manifestación tuvo lugar en el Pino, que es una casa que tenemos en la montaña desde hace unos treinta años. Esta casa fue construida, tanto por sus dimensiones como por su ubicación, sin que fuéramos conscientes de lo que Jesús había previsto que tendría que hacerse y producirse en ella. Ahora puedo ver que es el segundo Punto de Luz, como continuador  del Punto de Luz especial que es el Centro de Estudios de Ciencias Universales de Barcelona y esto es así como consecuencia de todo lo que se ha realizado y recibido espiritualmente en dicho lugar.

     La manifestación impulsada por Jesús y conducida por el Ser extraterrestre llamado Tefilo tuvo lugar una mañana en que, al levantarme de dormir, me encontré con qué mis energías estaban bloqueadas, porque no podía moverme con naturalidad , como si actuara a cámara lenta, lo que me hacía hablar lento y bajo. No me dolía nada, pero tenía una presión en medio de la frente. La vidente que ese día estaba con el grupo dijo: «Veo a cuatro Seres que rodean a José, le ponen unas cosas en las muñecas, en la cabeza y en la cintura. No parecen Seres Espirituales, porque van vestidos como unos buzos. Uno de ellos le dijo «Estamos intentando preparar a este Ser para que nos deje hablar a través de él, porque ha conseguido unos estados de anulación que intentamos aprovechar, ya que tenemos cosas importantes que decir» La vidente preguntó quienes eran y la respuesta fue: «Somos los seres que llamáis extraterrestres, no tenemos nombres pero, para entendernos puedes llamarme Tefilo». Esta manifestación se estaba produciendo en los primeros meses de 1987.

     Ahora, después de tiempo transcurrido, podemos deducir que la manifestación y la presencia de este Ser llamado Tefilo, que ha sido promovida por la Misión Divina de Jesús de conducir a TODA la Humanidad hacia niveles superiores de conciencia. Es una acción conjunta y unitaria con la Misión Divina de Jesús, que se ha producido con todo cuanto Tefilo ha tenido que transmitir y actuar a través de mí.

     En un  principio, por tanto, la intención de Tefilo era la de hacerme hablar de acuerdo cono lo que el tenía la responsabilidad de transmitir y esta intención era contestada por mí con una firme oposición. Yo soy responsable de lo que tengo que pensar, creer o decir y en ningún momento deseo ser un instrumento que no sabe lo que hace o dice. Su presión para hacerme hablar y mi negativa consiguiente duraron seis semanas, pero al día siguiente de estas seis semanas la presión fue tan fuerte que me dominó y me hizo hablar. Estaba en el Centro y se estaba grabando lo que se hacía, así que después analicé lo que me hizo decir y pude comprobar que no me había hecho decir  nada que fuera contrario a la Ley Divina ni a las enseñanzas de Jesús. Esta comprobación me hizo bajar la guardia y entonces le pregunté a Tefilo «¿Qué es lo que realmente quieres?» Desde ese momento entramos en un nivel de relación fraterna y lo que me transmitió, por su importancia y por su condición de futuro, hoy lo considero de un gran valor de conocimiento evolutivo para todos los Seres humanos, porque ha representado el comienzo de un trabajo de Amor fraterno unitario.

El principio

     Fue en septiembre del año 1987 cuando Tefilo me dijo: «Durante la semana, en el momento que consideremos más apropiado, te intuiremos nuevos conocimientos. Los primeros conocimientos que recibirás tendrán como tema

El final de los tiempos y los extraterrestres

que formarán un conjunto de diez lecciones. Cada lección abarcará un tiempo de más o menos media hora; después, tu convocarás y preparará una reunión pública cada sábado por la tarde que dividirás en tres partes

  • La primera parte: consistirá en leer lo que hayas recibido de nosotros durante la semana
  • La segunda parte: nosotros comentaremos, a través tuyo, cómo hay que entender y comprender lo transmitido por tí
  • La tercera parte: nosotros responderemos a las preguntas que quieran hacer los asistentes

Tefilo me puntualizó lo siguiente:

  1. Empezará PUNTUALMENTE a las siete de la tarde, porque la «puntualidad» es un elemento de Orden que no tenéis y que tiene que ser bien afianzado en vosotros, ya que tendréis que moveros siempre en Orden cuando lleguéis al Mundo de Regeneración que es donde estamos nosotros.
  2. La segunda parte la haremos durar también una media hora, igual que la tercera parte, para que la reunión termine a las ocho y media.
  3. Los asistentes que deseen preguntar deberán hacerlo por escrito, ya que hay Seres que tienen un carácter tímido y no se atreven  a preguntar, y sin embargo, tienen dudas que deben ser clarificadas, y otros Seres, a los que les gusta hablar produciendo pequeñas conferencias, acapararían demasiado el tiempo y disgregarían la atención del tema.

     Siguiendo las indicaciones expresadas por Tefilo, se prepararon las reuniones de cada sábado, pero yo debo decir que, a las seis de la tarde, me encerraba en el cuartito que utilizo para atender a las personas que vienen a la consulta y me dirigía a Jesús pidiéndole que me rodeara con sus energías y así se evitara que cualquier vibración desarmónica pudiera interferir la labor proyectada.

     Se divulgó la noticia y se reunieron en cada sesión más de trescientas cincuenta personas. Cuando empecé con la acción de organizar todo lo que sería necesario para que pudiera exponer el Primer Curso de Tefilo sobre El final de los Tiempos y los Extraterrestres en el Centro de Estudios de Ciencias universales, «sentí» que debía anunciarlo ampliamente y así contraté un cuarto de página en la revista Karma-7. En ella decía que un Ser Extraterrestre llamado Tefilo hablaría sobre el final de los Tiempos y los extraterrestres y lo haría los días sábado, a las siete de la tarde, empezando el último sábado de septiembre.

     Paco Padrón locutor de Radio Nacional de España en Tenerife, estaba suscrito a la revista Karma-7 y leyó el anuncio publicado por el Centro de estudios de Ciencias Universales y de inmediato pensó que podría hacer una entrevista radiofónica a un Ser Extraterrestre, sería la primera vez que un acto así tenía lugar y sería una primicia informativa. Así que me llamó por teléfono y me dijo «Soy Paco Padrón, locutor de Radio Nacional de España en Tenerife, y he leído vuestro anuncio de un curso que dará un Ser Extraterrestre llamado Tefilo. Estoy interesado en poder hacerle una entrevista radiofónica a ese Ser extraterrestre», ¿sería posible?». Su pregunta me cogió por sorpresa, porque no pensaba que lo que yo había hecho pudiera llegar tan lejos, y estuve unos instantes dudando, pero sentí que espiritualmente me decían: «Sí, di que sí, que se puede hacer», y así se lo dije. Paco Padrón me contestó agradeciendo esta disposición y me dijo que al día siguiente, a las cuatro de la tarde, entraría en su programa en el aire y que entonces, por teléfono, me llamaría para que se pusiera al teléfono Tefilo y recibiera las preguntas que él y los radioyentes quisieran hacerle.

     El día siguiente, a las cuatro de la tarde, yo ya estaba conectado con Tefilo esperando la llamada telefónica de Paco Padrón y este puntualmente llamó por teléfono y preguntó si el que estaba en la línea telefónica era Tefilo. Tefilo le contestó que si y que esperaba que le presentaran las dudas o preguntas que desearan hacerle. La entrevista que Paco Padrón le hizo a Tefilo, que duró cerca de una hora, y las preguntas que los radioyentes le dirigieron fueron un impacto general por los conceptos nuevos que Tefilo ponía a disposición de los oyentes y por las aclaraciones bien diferentes de lo que se venía pensando sobre el concepto de los Seres extraterrestres.

La Difusión

     En algunas reuniones de estudio, que son las que vienen haciéndose en el Centro de Estudios de Ciencias Universales , Tefilo intervino para producir unos comentarios clarificadores sobre el tema que se estaba tratando. Sus intervenciones fueron produciéndose cada vez con mayor continuidad, hasta que llegó un momento en que tomaron una disposición diferente. Tefilo recibió de Jesús la indicación de que actuara conmigo con una normalidad total. Esta disposición diferente tenía por objetivo que Tefilo se uniera con entrega de ser un canal de Jesús y me hiciera hablar con los ojos abiertos, dirigiéndome a cada uno de los presentes si había alguna cuestión que hacia referencia al Ser.

     La grabación de la entrevista a Tefilo que registró Radio Nacional de España en Tenerife, fue pedida a Paco padrón por un radioyente que escuchó entusiasmado las respuestas dadas por Tefilo. Le entregaron una copia de la grabación y él la envió a unas amistades suyas, miembros como él de la organización Rama de los estados Unidos. Una vez terminado el Primer Curso sobre

El final de los tiempos y los extraterrestres

Tefilo programó el Segundo Curso, titulado

La Vida Cósmica y el Ser humano

     Este Segundo Curso siguió el mismo ritmo de desarrollo que el Primer Curso y también, como el primero, se grabaron todas las palabras pronunciadas por mí, por los Seres extraterrestres que comentaron lo expresado y las preguntas de los asistentes, junto con las respuestas dadas por los Seres extraterrestres, ya que se veía claro en la forma de hablar que no era solamente Tefilo quien lo hacía, sino que otros compañeros suyos participaban también en la reunión. Muchos de los asistentes pidieron que se les diera una copia de las grabaciones para poderlas escuchar con detenimiento en sus casas.

     Finalizado el Segundo Curso sobre la Vida Cósmica y el Ser humano, Tefilo preparó el Tercer Curso y último de la serie, con el titulo de

Las Energías y el Ser humano

     Podríamos decir que estos tres cursos forman un conjunto de conocimientos importantes y nuevos en el pensamiento humano que deben ser analizados y asumidos por el Ser, porque le transmiten conceptos que lo preparan para  estar en las mejores condiciones de caminar acertadamente hacia su futuro y poder entrar en el Mundo de Regeneración, que es el siguiente nivel evolutivo al que debemos llegar. Siguiendo las orientaciones recibidas, el contenido de los tres cursos se editó por el Centro de Estudios de Ciencias Universales, en el año 1988, juntamente con varios dibujos y esquemas orientativos, en un libro titulado:

  • Tefilo nos habla sobre el final de los tiempos (cambio de Era) y los extraterrestres (los OVNI)
  • La Vida Cósmica y el Ser humano 
  • Las Energías y el Ser humano

     Siguiendo el impulso recibido de Jesús, en concordancia con su Misión Divina de conducir a TODA la Humanidad hacia niveles superiores de conciencia. Tefilo se presenta de nuevo para anunciar  la necesidad de transmitir unos conocimientos sobre las energías  que salen de nosotros y como son las actitudes del Ser y que todo ello será inducido en mi mente para formar un conjunto de 10 conferencias, terminando cada conferencia con un ejercicio práctico.

     A continuación Tefilo programó tres conferencias para dar explicación sobre quienes son y cómo son los Seres extraterrestres, terminando la última conferencia por explicar quién es Tefilo.

     Todo este conjunto de conferencias se publicó por el Centro de Estudios de Ciencias Universales en un libro titulado:

TEFILO nos aconseja sobre

¿Qué debemos hacer ante el cambio de era?

y nos explica

¿Quiénes son y cómo son los Seres extraterrestres?  y

¿Quién es Tefilo?

     Algunas intervenciones de Tefilo adquirieron importancia relevante y se publicaron, no como libros, sino como complementos de trabajo y es así como tenemos:

  • Conversaciones con Tefilo
  • Curso del Cambio Evolutivo
  • El Puente al Futuro

El Objetivo

     Además de todas las manifestaciones de Tefilo que se han publicado, tenemos que poner de relieve sus intervenciones en la mayoría de las reuniones que se organizan, interviniendo con una gran facilidad, porque entra para dirigirse a los reunidos como si fuese yo mismo, de manera que la mayor parte de las veces no se nota quién es el que habla, si soy yo o es Tefilo.

     Podemos darnos cuenta de que el deseo de Tefilo es ayudar a dar claridad a los temas que estamos tratando en las reuniones, y muchas veces, partiendo de lo que se está analizando, añade conceptos nuevos que tienen una cierta relación con lo que se está tratando, pero dando un crecimiento a los conocimientos que se han formado con el estudio realizado. Ahora la intervención de Tefilo es muy constante.

     Otra de las intervenciones importantes de Jesús tuvo lugar al poco tiempo de estar legalizado el Centro de Estudios de Ciencias Universales. Nosotros teníamos una relación de intercambio de análisis y de experimentaciones espirituales con el grupo Parapsicológico Villenense, de la ciudad de Villena, en Alicante, y un día fuimos un grupo a visitarlos y a compartir con ellos los temas espirituales que a todos nos interesaban. En uno de los momentos en que finalizamos el intercambio de puntos de vista, yo siento el impulso de levantarme y cogernos las manos y dar gracias a lo Alto por la Luz recibida. Ellos no estaban acostumbrados a cogerse de las manos y, antes de actuar, miraron a María, que era la que dirigía el Grupo. De inmediato y sin que pudiera indicarles nada, la Energía de Jesús le dijo a María: «¿No ves quién es?». Y ella me vio con barba y cubierto con una túnica y la energía de Jesús le continuó diciendo: «este es Pedro mi Apostol». Desde aquel momento esta indicación se tomó medio en broma y medio en serio, pero yo le dije a Jesús: «Maestro, no me interesa saber quién fui, solo me interesa el futuro, no el pasado y, además, no quiero que nada despierte mi vanidad y me perjudique».

     Unos años más tarde, cuando fui a Estados Unidos en el segundo viaje a New York, una mujer de raza negra que no me conocía y a la cual yo tampoco conocía, me dijo: «Sé que fuiste Pedro y me lo tiene que confirmar». Mi respuesta fue la misma que dí la primera vez que se presentó esta imagen en Villena. Pero yo me dirigí a Jesús y le dije: «¿Otra vez, Maestro? No se moverá mi vanidad, por más que insistas, porque únicamente deseo ser tu Instrumento, en estos momentos, el más simple y más humilde posible, y no permitiré que nada, ni mi vanidad ni nada, obstaculice mi voluntad de ser útil y servirte». Dos años después tuve que ir a Santo Domingo y un locutor de radio, después de la intervención radiofónica que tuve que hacer, me dijo con una insistencia pesada: «Se que fuiste Pedro y me lo tienes que confirmar». y de nuevo tuve que insistir en que yo no tenía ningún conocimiento que lo pudiese demostrar y así contrarrestar su insistencia, que esta vez era muy fuerte. Además, le dije que a mi no me interesaba saber nada de todo cuanto he tenido que pasar en mis vidas anteriores, porque se que todo lo que conforma una encarnación, bien hecho o mal hecho, tiene por finalidad dar un impulso evolutivo al Ser y poder crecer espiritualmente. Esta vez le dije a Jesús: «Amado Maestro. ¿!por tercera vez!? Ya te dije que nada movería mi vanidad, porque sé que si así fuese me perjudicaría enormemente y no me dejaría ser Tu Instrumento». Un año más tarde tuve que ir a Chile y, después de la conferencia, un hombre viene a mí, se arrodilla delante de mí y me dice: «Se que fuiste José de Arimatea, ¡bendíceme!». Le transmití la bendición de Jesús para que se sintiera apoyado por el Maestro, pero esta vez me dirigí a Jesús y le dije: «Gracias, amado Maestro, porque ahora me demuestras que has visto que mi vanidad no se movió en ningún momento y has presentado esta contradicción de personajes para darme ya la tranquilidad  y poder admitir que ni fui el uno ni fui el otro, porque lo que fui, bien o mal, lo fui y ya no puedo rectificarlo. Por lo tanto , no me interesa el recuerdo del pasado, sino que lo único que me interesa, lo único que acapara mi intención es poder dirigirme hacia el futuro con acierto, seguridad y confianza y, para conseguirlo, debo poner toda mi atención en el presente, para conseguir hacerlo lo más correctamente posible, lo más estrechamente posible contigo, Maestro, con tus enseñanzas y tus consideraciones, que están contenidas en lo que has formado, creado y dirigido en estos momentos evolutivos de la Humanidad y que le has dado el nombre de ECUMENICAL CHRISTIAN CHURCH«. Cuando ahora analizamos los hechos que se han producido, con una distancia de tiempo suficiente, nos damos cuenta que los objetivos que Jesús estaba impulsando al hacerme actuar conforme a las ideas que ponía en mi mente y que entonces no comprendía. Yo entonces no tenía ninguna idea, no me había formado ningún objetivo, para dar publicidad a la noticia de las lecciones que Tefilo, de acuerdo con las indicaciones de Jesús, había programado para ser dadas en el Centro de Estudios de Ciencias Universales y, sin embargo, con toda la fuerza «sentí» que tenía que anunciarlo en la revista Karma-7 (cada vez que «siento», sé que es la energía de Jesús la que me hace «sentir»).

     Paco Padrón, el locutor de Radio Nacional de España en Tenerife, que estaba suscrito a la revista Karma-7, me dijo que nunca lee los anuncios de la revista, pero que esta vez su mirada quedó fija en el anuncio, que indicaba la intervención del Ser extraterrestre llamado Tefilo y le hizo preguntarme lo que ya hemos analizado anteriormente.

La Continuidad

Son las 5 de la mañana del 29 de enero de 2022. Como tantas veces a esta hora, me despierto, yo diría que me despiertan, con una gran claridad y un fuerte impulso, y ello es el de expresar cómo nuestro Hermano Mayor Tefilo se me revela “intuitivamente” unos años atrás, hace ya aproximadamente 13 años, y que sólo unos pocos hermanos conocían hasta ahora, ya que, entre otras cosas, el pudor y cierta vergüenza humana me impedía poder manifestarlo hasta ahora.

¿Por qué ahora?, si hace ya muchos años que se me manifestó, ¿Por qué ahora me haces escribirlo, y hacerlo público ante todos mis hermanos?; no tengo ninguna duda de que no es para ningún enaltecimiento humano, o para manifestar ningún poder o capacidad especial, sino para hacer ahora muy visible y presente esta vinculación con el campo espiritual que continúa manifestándose, y que no es dependiente de ningún Ser humano, por muy evolucionado que este esté. Es la Fraternidad, el campo Fraterno Cósmico actuando, visible y presente en un Mundo de continuo cambio y aceleración, que se está situando cada vez con mayor claridad en la Nueva Era evolutiva, el Mundo de Regeneración.

Corría el año 2009 y nos encontrábamos en el Seminario de Urnieta en San Sebastián. Yo como tantas veces me encontraba cerca de nuestro hermano José en la tarea, dispuesto a colaborar con él, ya que en cualquier momento nos decía a uno de nosotros, a veces cuando menos lo esperabas: habla…, disponiéndonos para hacerlo, con ciertas dudas y miedos, con los nervios del “actor” que va a salir al escenario y no puede evitar ese “miedo escénico”. Sin embargo en aquel momento recuerdo con total claridad que me encontraba al fondo de la sala de conferencias, más bien distraído, y poco interesado en lo que en aquel instante acontecía; y ello era la presencia de Tefilo, que como era habitual en aquel tiempo desde sus primeras apariciones llamaba poderosamente la atención de todos los oyentes, y si embargo en mí producía todo lo contrario, no me llamaba la atención, y más bien producía cierto desinterés, ya que observaba por parte de mis hermanos mucha curiosidad de la que yo me sentía ajeno.

Recuerdo la imagen de la escena como si fuera ayer mismo. En ese instante yo me encontraba, y no era lo habitual, al fondo de la sala con 2 hermanas más, Esther de Barcelona y Pili de Bilbao, cuando como tantas otras veces aparece Tefilo, con ese típico gesto de nuestro hermano José quitándose las gafas, lo que era señal de su presencia y posterior manifestación. Todos expectantes, y yo, al contrario, como tantas otras veces sin el más mínimo interés, lo que no era usual en mí, ya que siempre cualquier manifestación del campo espiritual era para mi importante, y sin embargo lo que el hermano Tefilo pudiera manifestar no llamaba en mí la atención.

En esos momentos estaba muy relajado, nada atento a la manifestación de Tefilo, como si no tuviera nada que ver conmigo, y de repente… una intensa emoción me sobrecoge, empezando a llorar sin motivo aparente, y no entendiendo el motivo de dicho llanto, ya que como decía no estaba pendiente de lo que el Hermano Tefilo pudiera manifestar. Esta intensa emoción acompañada de llanto dura varios minutos y se produce en mí cierto desconcierto, sin alcanzar a comprender de donde procede, y sin embargo pasa por mi mente rápidamente la imagen de… “esto tiene que ver algo contigo Tefilo”, ya que cuando tú estás hablando es cuando se produce esta intensa emoción, pero todavía sin alcanzar a comprender su alcance.

Al día siguiente, ya era domingo, la fecha de finalización del encuentro espiritual en Urnieta. Estábamos en casa de Pedro y Pili en Bilbao, donde continuamos comentando esta manifestación de Tefilo, el impacto producido en mí y su posible justificación, sintiendo en todo momento su presencia, tanto en la planta baja de la casa, como en el Ático, lugar de “residencia habitual” de Tefilo, ya que siempre comentamos que es allí, en el Ático, donde sentimos más claramente su presencia.

Ese mismo domingo ya me marchaba hacia el aeropuerto de Bilbao con otra hermana, Mari Carmen de Tenerife, que cogía su vuelo un poco antes del mío. Una vez nos hubimos despedido, yo bajaba por la rampa que daba acceso a las puertas de embarque del aeropuerto, y de nuevo, sin pensar, una potente energía me sobrecoge, produciendo como el día anterior una inmensa e intensa emoción que me hacer llorar, y entonces siento una voz que me dice: “voy a trabajar contigo”, lo que me sobrecoge en el momento, y mi respuesta inmediata sin pensar es la de decir: “¡no!, ¡no! ¡conmigo no!”, ya que la imagen que se situaba en esos instantes era la que yo había situado de Tefilo sin conocerlo realmente; y era la de un Hermano que atraía la curiosidad de la mayoría de los Seres, y a mí no me llamaba la atención esa curiosidad humana, y no me veía capaz de “responder a tantas curiosidades”.

Después de estos primeros instantes de impacto, empiezo a serenarme, o más bien diría que su energía “me serena”, y entro en un diálogo con él, como si fuera visible y me acompañara, sin verlo, pero «sintiendo su Energía”. Esa primera negativa, fruto de ese segundo impacto claro de su presencia fue dando paso a una aceptación del trabajo espiritual consciente que en ese momento se iniciaba, y si ya era consciente de mi trabajo con la Energía del Maestro Jesús, fue entonces cuando se situó claramente la imagen del trabajo con el Hermano Tefilo. Durante todo el vuelo de vuelta hacia Málaga mantuvimos un diálogo fraterno, y su Energía me transmitía Paz y calma. Fue curioso cómo me hizo percibir una señal identificativa de su presencia y manifestación en mí; y ello era dibujando una sonrisa en mis labios cuando su Energía se acoplaba a la mía, para darme la seguridad de su presencia y manifestación en estos primeros momentos; así hasta el día de hoy que me ha impulsado a manifestarlo públicamente, para el conocimiento de todos aquellos hermanos que piensan que Tefilo se fue, se marchó, y que todo el trabajo y la tarea de nuestro Hermano José fue un fracaso; que el Mundo Espiritual nos abandonó cuando José desencarnó, porque era él la única manifestación de Tefilo.

Hoy ya no hace falta que yo identifique la Energía de Tefilo con “el dibujo de su sonrisa”, para mí es un continuo el trabajo con el campo espiritual, sea Tefilo u otro Hermano, ya que es la Unidad, el conjunto, quién siempre se manifiesta a través de uno u otro Hermano Mayor, siendo cualquiera de nosotros, hermanos “todavía menores” quienes lo expresamos por Amor Fraterno, para dar continuidad a la difusión del Amor. Cada vez va siendo menos relevante la individualidad, y cada vez más importante el conjunto, y podemos decir: “Todos somos Tefilo, en la medida que nos dispongamos a trabajar con esta Energía de Amor Divina, porque nos podríamos sorprender al darnos cuenta que no hay un sólo Tefilo, sino muchos Tefilos, tantos como Seres de un nivel superior de consciencia, Hermanos nuestros, que ya sienten que el Amor es su realidad; somos nosotros ahora los que estamos descubriendo “esta nueva realidad” en nuestro interior.