AGOSTO 🔈

06 de Agosto

06 Hermanos míos: Dios es vuestro Padre como lo es el mío; pero en la ciudad florida en donde se encuentran y se toman los Mesías, el título de Hijo de Dios nos pertenece de derecho. Llamadme, pues, siempre Hijo de Dios, y tenedme por un Mesías enviado a la Tierra para la felicidad de sus hermanos y gloria de su Padre. Iluminaos con la luz que hago brillar ante vuestros ojos. Consolaos los unos a los otros, perdonad a vuestros enemigos y orad con un corazón nuevo, libre de toda mancha, de toda vergüenza por este bautismo de la palabra de Dios, que comunico a vuestro espíritu. La divina misericordia os llama, descubrid la verdad con coraje y marchad a la conquista de la libertad mediante la ciencia.

Haced el bien aún a vuestros enemigos y progresad con paso firme en el camino de la virtud y del verdadero honor. La virtud combate las malas inclinaciones, y el honor verdadero sacrifica todas las prerrogativas del yo por la tranquilidad y felicidad del alma hermana. (pg. 58)

⬆ P1.- Hablamos de la Unidad, parte 1ª (9′ 25”)