AGOSTO 🔈

04 de Agosto

04 «Con tu poderosa mano, oh Dios mío, has dirigido mis actos y mi voluntad, puesto que tu Siervo no era más que un instrumento, y la pureza honraba el Espíritu del Mesías antes de que este Espíritu se encontrara unido con la naturaleza humana en la personalidad de Jesús.»

Hermanos míos, el Mesías ha vivido como hombre sobre la Tierra y el hombre Nuevohabía cedido su lugar al hombre penetrado de las grandezas celestes, cuando el Espíritu se vio hon­rado por las miradas de Dios para ser mandado como enviado y mediador.

La grandeza de la nueva luz, de la ley que he traído por inspiración divina, se encierra toda en nuestros sacrificios y en nuestro amor recíproco que nos elevan fraternalmente hacia la comunión universal y hacia la paz del Señor nuestro Padre. Mi sacrificio fue de amor en su más intensa expresión, amor hacia los hombres inspirado por Dios, y el amor de Dios que sostiene el espíritu en sus debilidades humanas. (pg. 57)

⬆ S3.- Si no estás en el Amor…(6′ 50”)
⬆ Z4.- (2ª parte) Cuando tu Amor adquiere mayor pureza (7′ )