AGOSTO 🔈

29 de Agosto

29 ¿Podía acaso el Mesías Jesús lanzar el anatema en contra de la esclavitud y de la justicia humana? No, puesto que la muchedumbre no hubiera comprendido a un hombre que intentaba derrumbar las instituciones hasta entonces respetadas. Mas lo que el Mesías Jesús no podía intentar podría intentarlo el Hijo de Dios, y el porvenir recompensaría a Jesús por la derrota y contrariedades de su vida presente. Al Hijo de Dios le correspondería el decir: “mi reino no es de este mundo”.

«El Cielo y la Tierra pasarán, pero no pasarán mis palabras.

» Permaneced en la paz del Señor, caminad dentro de sus leyes y creed en la resurrección de los Espíritus.

«Pedid y se os dará, la mano de Dios es sin fin y su amor es inmenso.

«Bajad hasta el fondo de vuestros corazones y arrojad de él todo lo que tenga de impuro. Las impurezas corrompen el corazón y el alma». (pg. 116).

⬆ AA06.- (7-5-21) Este es nuestro momento práctico de liberación (12´)