AGOSTO 🔈

27 de Agosto

27 En todas las circunstancias de mi vida saqué mi coraje del convencimiento que tenía de los favores divinos, y era necesario hacer­me digno de esos favores con un desprendimiento completo de los goces de la familia y de toda ambición propia del hombre. Tenía que sostener luchas para llegar al estado que yo deseaba, pero la firmeza de mi fe tenía que triunfar, porque Dios era mi apoyo y el premio a que aspiraba. ¿No me mandaba la misericordia divina para llenar una misión fraterna? ¿Y no bastaba acaso la fuerza de este pensamiento para levantarme lleno de ardor después de un momento de depresión?

En casi todas las obras de mi vida me preocupé del fin. (pg. 114).

⬆ AA04.- El camino del silencio interno (17′ 30”) Martes (4-5-21)