AGOSTO 🔈

17 de Agosto

17 Yo descansaba (en el lago de Cafarnaúm) en una lancha pescadora durante la noche de las fatigas del día, escuchando las alegres conversaciones de mis amigos. Los deberes del apostolado, las enseñanzas del pastor dejaban lugar, durante esas horas de reposo, a expansiones llenas de atractivos, de confidencias y de afectos. Los hijos me entretenían con las alegrías y tristezas propias de su edad, y los padres me interrogaban respecto de las aptitudes de cada uno, y de la posición que les convenía. ¡Qué noches deliciosas nos proporcionaban el esplendor de la bóveda celes­te, la transparencia del agua, el ansia de los corazones, la sencillez de las almas, las plegarias al Creador y la felicidad resplandeciente en medio de la mediocridad y del trabajo!

Hermanos míos, yo bebo en estos momentos en mis recuerdos y quisiera reproduciros la emoción de mis fieles cuando, de pie sobre una tabla colocada al través de la lancha, yo les explicaba las grandes verdades del porvenir. Así se terminaban, con los festejos luminosos del Espíritu, las cálidas fiestas del corazón, y no dejaba a mis amigos sino rodeado y bendecido por ellos. (pg. 89) 

⬆ S5.- Dónde buscar la verdad (10′ 36”)