AGOSTO 🔈

15 de Agosto

15 Hermanos míos, el demonio, figura alegórica del Espíritu del mal, se encuentra donde quiera que haya Espíritus encarnados en la materia, y yo me encontraba entregado a las olas de ese mar que se llama Vida Humana. La ley de perdición, la ley de conservación, los goces materiales, los goces espirituales, se disputan el espíritu del hombre, y la victoria se concede al Espíritu que ha sabido luchar hasta su completa purificación.

Yo reprimía los instintos de la naturaleza carnal, tomando fuerzas en el eterno principio del poder de la voluntad, pues la luz de mi Espíritu sólo me iluminaba durante el reposo que sigue a la lucha, durante la calma que viene después de la tempestad. Debido a mi fuerza de voluntad yo era dueño de las pasiones funestas para el progreso del ser, y durante el descanso de mis fuerzas parecía que la memoria espiritual renaciera en mí; consideraba entonces la habitación temporal del cuerpo como una estrecha cárcel para el Espíritu, y el aire de la libertad del alma entraba en mi pecho en celestes aspiraciones… (pg. 86). 

⬆ AB02.- El estado de Unidad (Sábado12-6-21) (12′ 37”)