AGOSTO 🔈

12 de Agosto

12 Hagamos por merecer, queridos hermanos, con esfuerzos ele­vados y con el tierno reconocimiento de nuestros corazones, que Dios nos allane los senderos que nos tiene abiertos delante de nuestro Espíritu para llevarlo al apogeo de la ciencia y de la pruden­cia,pero jamás digamos que la Providencia nos lleva, no afirmemos que nuestros pasos están señalados y que tal Espíritu está guiado por tal Espíritu. No, la Justicia de Dios es más grande y todos los hombres tienen derecho a su misericordia.

¿Qué género de alianza con los Espíritus de Dios queréis, hermanos míos, que alimente vuestras alegrías si vosotros no lo merecéis con el ardor y la perseverancia de vuestras resoluciones? ¿Qué manifestaciones podríais esperar de Dios si entre vosotros no reina la concordia y la justicia? (pg. 84) 

⬆ Z1.- La Unidad, el Amor, me necesita (8′ 24”)