Diario del Caminante

9 de julio

Estoy plenamente convencido que LA LEY DIVINA es Energía Sabia; de manera que si yo actúo ante los problemas que me presentará la vida diaria, no viéndolos en sí mismos, sino moviendo mis energías de observación en armonía con La Ley Divina, recibiré la Luz que me permitirá actuar correctamente.