Diario del Caminante ðŸ“’

9 de abril

Cuando medito la Ley de Amor, que es una manifestación de la LEY DIVINA, me doy cuenta que el Amor no es una manera de actuar, aunque es lo que parece, sino que es un estado de armonización con la Ley, una total armonización con la Ley Divina.