Diario del Caminante

8 de noviembre

Cuando medito sobre LA LEY DIVINA y la forma como cada Ser debe conocerla e interpretarla, veo la diferencia entre Tefilo, María, Jesús y yo mismo. Jesús marca el camino luminoso de la Ley; María orienta en la vida física el camino marcado por Jesús; Tefilo me explica en mi lenguaje ese camino, y yo lo cumplo.