Diario del Caminante

28 de julio

Como el mover la vibración del AMOR es el ejercicio que Dios me dijo al crearme, que me daría “conocimiento para mi Alma”, comprendo que mi Ser de Luz haya programado unas relaciones “familiares” apropiadas para este ejercicio, ya que, muchas veces, en mi entorno es donde hay mayor oscuridad y falta de Amor.