Diario del Caminante ðŸ“’

24 de febrero

Entiendo que EL AMOR de Jesús es de tal naturaleza, de tal intensidad, que está conmigo continuamente, porque Él es Amor, aunque yo no esté con Él en este momento. Siempre estoy rodeado de Su Amor, aunque no lo piense.