Diario del Caminante

24 de diciembre

Yo tengo que moverme en vibraciones de AMOR siempre, pero siento que mi amor crece cuando me dirijo a Ti, Jesús amado, para decirte que quiero servirte, que quiero ser Tu Instrumento, y noto que eres Tú el que incrementa mis vibraciones de amor con tu potente AMOR. El amor y la unión contigo son mi verdadero trabajo.