Diario del Caminante

13 de octubre

Al razonar todos estos aspectos que he meditado sobre LA LEY DIVINA veo el aspecto infinito de la Ley Divina, que me dicen que la Ley es Eterna, es Inmutable, es Inviolable, que ha sido siempre, que no ha empezado en ningún momento y que siempre será. Y por todo ello la Ley Divina y Dios son lo mismo.