Diario del Caminante

11 de noviembre

El conocimiento de LA LEY DIVINA no tiene término, es infinito, pero su conocimiento primario se basa en entender que la Ley Divina es Eterna, es Inmutable, es Inviolable, es Cósmica, porque está en todas partes de la Creación y se cumple siempre sin la más pequeña variación.